Lo que debes saber acerca de la liposucción a la hora de adelgazar

La liposucción es una de las maneras más novedosas para la pérdida de peso y el control de la grasa, consiste en un procedimiento quirúrgico en el que se extrae la grasa sectorizada en algunas partes del cuerpo, se basa en la introducción de una cánula (tubo de acero) que se encuentra conectado a una máquina que succiona y absorbe la grasa en el lugar en el que perfora la cánula.

Para la introducción de dicho elemento se practica una incisión quirúrgica en la piel, esta permite introducir la cánula para la posterior absorción de la grasa, algunos de los sitios en los que se utiliza este mecanismo son el mentón, el abdomen, los brazos, la espalda baja, caderas, piernas, glúteos y dependiendo de la ubicación de los depósitos de grasa y órganos vitales.

Este procedimiento se caracteriza por ser uno de los tratamientos en base a la estética, ya que la eliminación de estos sectores de grasa genera mayor rigidez a la piel.

Uno de los mecanismos más novedosos en la actualidad con referencia a la apariencia física, por su capacidad de ofrecer resultados óptimos de manera sencilla y eficaz, sin embargo se consideran muchos elementos antes de practicar dicho mecanismo, debido a los riesgos que representa, también es uno de los tratamientos más costosos en base a la estética.

Beneficios de la liposucción para la pérdida de peso

Aunque muchos consideran que la liposucción es un mecanismo rápido y eficiente para eliminar los cúmulos de grasa, sin embargo cabe destacar que la mejor manera de perder peso y adelgazar es de forma natural, mejorando los hábitos alimenticios y con actividad física, ya que en ocasiones, incluso luego de haber aplicado la liposucción se puede volver a ganar la grasa perdida.

Sin embargo esta presenta una serie de beneficios específicos, alguno de ellos:

  • Procedimiento rápido, aunque ciertamente es un procedimiento quirúrgico, ofrece el beneficio de ser bastante rápido, pues se basa en sesiones cortas con periodos de descanso y recuperación.
  • Anestesia controlada, solo necesita pequeñas dosis de anestesia local, por ende es un procedimiento bastante rápido y sencillo debido a que no hace falta la aplicación de anestesia general que conlleva más preparación y posterior recuperación.
  • Perfecta para complementar, ofrece increíbles beneficios en los lugares donde la grasa es difícil de eliminar, incluso con dietas y ejercicios, es por esto que se recomienda una sesión de liposucción luego de haber perdido peso de manera progresiva, en pro de combatir los excesos de piel colgante.
  • Poco daño postraumático, las incisiones realizadas en la piel suelen ser bastante diminutas, por lo que no se genera mayor daño ni periodos prolongados de recuperación.

Todo lo que necesitas tener en cuenta antes de practicarte una Liposucción

Es de suma importancia que antes de practicarse estos procedimientos tengan en cuenta ciertos aspectos:

Historial médico, haber padecido de enfermedades como asma, epilepsia o hipersensibilidad a medicamentos, incluso su capacidad ante la anestesia le aseguraran una mejor calidad de resultados.

Conocer al médico al que se dirige, este es uno de los factores más importantes, pues el certificado del médico con el que se va a tratar es un aspecto clave al momento de someterse.

Seguimiento de los cuidado post operatorios, debe ser muy rigoroso en este aspecto en pro de evitar infecciones o cualquier tipo de efectos secundarios. Ya que la liposucción es de los tratamientos que más cuidados post operatorios necesita véase http://lipolisis.org/

Acerca de la Liposucción

Cabe destacar que este procedimiento, además de ser un factor clave para el cuidado de la piel, debe mantenerse bajo estricto consentimiento, pues en la actualidad sin muchos los casos en los que se presentan problemas debido a intervenciones realizadas por personas poco aptas.

Recuerde que para perder peso la manera más eficaz y saludable de perder peso es cambiando los hábitos alimenticios y con un estilo de vida más sano.